Diputados de Vox son atacados en Barcelona y les fuerza a protegerse en un hotel

Un grupo de un centenar de ultraizquierdistas ha agredido al líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga, y a la diputada del Congreso Rocío de Meer este miércoles mientras paseaban por el barrio barcelonés de El Raval. Les han lanzado latas, botellas, piedras, pintura y botes de humo. Los miembros del partido de Santiago Abascal han tenido que refugiarse en un hotel para evitar que la violencia provocase algún daño irreparable.

Los diputados de Vox han tenido que escuchar cómo la jauría les gritaba «¡Fuera fascistas de nuestros barrios!» y no han tenido otra opción que refugiarse en un hotel próximo mientras los radicales continuaban gritando e intentando entrar al recinto.

La unidad de antidisturbios de los Mossos D’Esquadra se ha tenido que desplazar hasta el lugar para impedir que pudiesen acceder al edificio donde se encontraban.

arriga ha publicado un vídeo en el que relata que ambos se habían dirigido a El Raval para conocer la situación del barrio más conflictivo de Barcelona. «Hemos venido a denunciar la inseguridad y la inmigración ilegal. Nos han obligado a encerrarnos en un hotel agarrando la puerta. Los vecinos están asustados y amordazados», asegura Garriga en la grabación.

«Aún a riesgo de nuestras vidas vamos a estar aquí para defender la libertad de los españoles en su país», afirma Rocío de Meer, que también fue agredida durante la campaña de las elecciones vascas donde fue alcanzada por una piedra que le partió la ceja.

Candidato a las elecciones

Ignacio Garriga será el que será candidato de Vox para las próximas elecciones catalanas. Así lo confirmó hace unas semanas el propio Garriga que aseguró que asumiría el encargo «con gran responsabilidad» y que el objetivo que tendrá la formación dirigida por Santiago Abascal en Cataluña es «recuperar la libertad, el orden y la ley» que considera que han «arrebatado» a la comunidad autónoma.

«Unos nos han traicionado durante años para sentarse en Moncloa y otros ganaron las elecciones en Cataluña, pero huyeron: ¡Yo no me voy!», proclamó al anunciarlo.

Listado de amenazas

Vox publicó a comienzos de verano un listado con los centenares de ataques verbales y físicos que habían sufrido hasta el momento. Entre ellos relataban un incidente ocurrido el pasado verano cuando un representante del partido recibió amenazas de muerte en un restaurante. «Fascista, puto facha de mierda. Hijo de puta», «Qué pena no tener un cargador de balas para vaciártelo encima» o «Sí, a ti te voy a pegar un tiro», son algunas de las frases que aparecen en la denuncia presentada por la víctima.

Otro de ellos narra el día del pasado mes de marzo cuando apareció, en una plaza de Castellón, un muñeco con la cara de Santiago Abascal, boca abajo y con un disparo pintado en la cabeza. El muñeco en forma de amenaza fue colgado precisamente el día en el que Vox celebró su tercera Asamblea en la que Abascal resultó reelegido en unas primarias sin contrincante.

Anteriormente, un grupo feminista radical llamado Suvbersives Castelló ‘decoró’ varias calles de Castellón con el rostro del líder de Vox, Santiago Abascal, con un disparo en la cabeza.

La imagen recordaba a los años de plomo de ETA en el País Vasco, algo que los recientes acontecimientos parecen haber avivado. La banda terrorista señalaba a sus objetivos colocándoles en los muros y fachadas en una diana, tal y como han vuelto a hacer en la plaza de Vizcaya donde Abascal ha estado este viernes.

A pesar de las continuas denuncias de la formación de Abascal los radicales no parecen cejar en su empeño de silenciar a Vox.



Contacto:
Correo cadenaes.com