Empresario capturado por la muerte del jornalero negó los hechos a la policía

El informe de la Guardia Civil sobre la muerte del jornalero que su jefe abandonó en la puerta de un hospital muestra cómo el empresario dueño de la explotación negó los hechos a los agentes.

Según el documento al que tuvo acceso exclusivo la SER, tras la Guardia Civil localizar en Puerto Lumbreras al empresario, “en un primer momento negó los hechos” y solo los reconoció “cuando le fueron explicadas las evidencias que había contra él”.

Fueron los agentes de la Guardia Civil de Águilas los que “tuvieron conocimiento del fallecimiento de una persona en el Hospital Rafaél Méndez de Lorca, Murcia, indocumentada y sin identificar, y fueron ellos mismos los que investigaron el caso en un primer momento.

Pronto dieron con el empresario, al que definen como “propietario de la empresa relacionada y que lo tenía trabajando sin dar de alta en la Seguridad Social”. Tras negarse, acabó admitiendo que “al encontrarse a la víctima en mal estado lo trasladó desde una finca de Puerto Lumbreras ayudado por otros dos trabajadores al Centro de Salud, abandonándolo acto seguido”.

El ahora acusado por un delito contra los derechos de los trabajadores podría enfrentarse también a más delitos como el de homicidio imprudente, y en las próximas horas pasará a disposición judicial.



Contacto:
Correo cadenaes.com