La Guardia Civil acusa a Marlaska por el brote de Níjar

Los sindicatos policiales acusan directamente al Ministerio de Interior, que dirige el ministro Fernando Grande-Marlaska, de no imponer protocolo alguno en la Guardia Civil, que ha sumado un nuevo brote en su cuartel de Níjar (Almería), uno de los que más trabajo tienen en la recepción de pateras con inmigrantes ilegales. Tanto es así, que pese a haberse detectado un nuevo brote… ¡ni siquiera se les informó!

En el puesto de Níjar, con 50 integrantes, Sanidad detectó el pasado fin de semana un positivo por Covid-19, del que los agentes no tuvieron conocimiento hasta el martes de esta semana, cuando se comenzó a realizar test, tal y como ha denunciado el sindicato Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC).

Estos, a día de hoy, han detectado tres nuevos casos, uno de ellos ha tenido que ser ingresado, y a pesar de que esta misma situación en cualquier comunidad llevaría al confinamiento por considerarse rebrote por Sanidad, en el puesto sólo han sido confinados dos agentes por la Guardia Civil.

«El resto de los 50 componentes siguen en sus puestos de trabajo sin saber si han sido o no contagiados porque los test sólo se han realizado a 16 agentes», explica una AEGC que insiste en que «los guardias civiles del puesto no fueron informados directamente del primer positivo por parte de la Comandancia sino que se enteraron cuando se realizaron los primeros test casi una semana después del primer positivo».

Desinformación, que también ha afectado a las familias de los guardias civiles a los que no se les ha hecho ningún rastreo y han sido ellas, por iniciativa propia y responsabilidad con los vecinos de Níjar, los que han tomado la decisión de confinarse.

«En AEGC nos preguntamos donde está recogido que la Guardia Civil está exenta de cumplir con los protocolos anticovid y nos preguntamos cómo es posible que, con cuatro casos ya confirmados, el puesto siga dando servicio y no hayan sido puestos en cuarentena todos los agentes hasta estar seguros de que no ponen en riesgo a la población», explican.

AEGC le recuerda a Marlaska que Sanidad considera brote a partir de tres positivos, el puesto ya tiene 4, y recomienda tomar medidas para frenar la propagación del coronavirus. Entre estas medidas está la cuarentena para los contactos directos, es decir, que ya debería estar el puesto entero en cuarentena y, por su puesto, todos los guardias y sus familias deberían tener realizados los test.

Para la Asociación Española de Guardias Civiles los datos de contagios durante el Estado de Alarma dejó a la Guardia Civil a la cabeza de contagios en las FCSE por la lentitud en la toma de medidas preventivas, por eso no entendemos que se siga con esta actitud, a nuestro juicio, irresponsable porque se pone en peligro a toda una población.

En el estado de Alarma, AEGC solicitó que se implantaran servicios en binomios y turnos de 12 horas para evitar el contacto de todos los miembros de la plantilla y contagios masivos. Solo algunas Comandancias lo implantaron lo que supuso que la Benemérita triplicara el numero de contagios con respecto al resto de FCSE.

Esta mala experiencia nos lleva a pedir de nuevo que para evitar estos brotes se modifique el modelo de trabajo en todas las dependencias de la Institución. Además, «exigimos que se mantengan todos las medidas preventivas, como es el uso de geles desinfectantes esos que los guardias del puesto de Níjar han echado en falta estas semanas por ejemplo en los coches oficiales».



Contacto:
Correo cadenaes.com