Juan Carlos I pactó con su hijo su salida para mantener el título de rey emérito

La salida del rey emérito de España fue pactada en una reunión entre Juan Carlos I y su hijo, Felipe de Borbón. En ella también se acordó que no se le retiraría el título honorífico, una línea roja que el rey emérito no estaba dispuesto a cruzar. Si bien el Gobierno estuvo al tanto de dichas conversaciones, la decisión última sobre ambas decisiones (la salida y la no retirada del cargo) fue de Felipe VI.

Así lo afirma este miércoles una información publicada en El País, que relata que Juan Carlos I se desplazó el pasado domingo a la ciudad pontevedresa de Sanxenxo, donde pernoctó en casa de un amigo para desplazarse la ciudad portuguesa de Oporto horas antes de que se hiciera público el comunicado que anunciaba su huida de España.

Según dicha fuente, el mantenimiento de su título fue una línea roja marcada por el rey emérito en dicha reunión y la decisión de su salida fue acordada en diversos encuentros a tres bandas que incluyeron al Juan Carlos I, a Felipe de Borbón y al Gobierno, que siempre estuvo al tanto de todos los detalles y las alternativas e incluso la forma de anunciar su marcha. Sin embargo, la decisión final aparentemente se tomó en una reunión privada entre padre e hijo.

La idea sería buscar la fórmula por la que recuperar la imagen pública de la Corona, deteriorada tras el goteo de informaciones sobre la relación del emérito con la alemana Corinna Larsen y las informaciones sobre sus cuentas en paraísos fiscales y el posible desfalco a la hacienda pública.



Contacto:
Correo cadenaes.com