Nueva imagen de Pablo Iglesias en el congreso

Ayer Pablo Iglesias desveló que se había cortado el pelo, diciendo adiós a un peinado que le había valido su apodo por parte de la derecha: su icónica coleta. Aunque sea una noticia sin más importancia, las redes sociales están que arden por el nuevo look del político, en todos los sentidos.

Al parecer, gran parte de la polémica saltó debido a un artículo de El País, donde llama al moño de Pablo Iglesias la «nueva masculinidad». Muchas personas se sintieron ofendidas, ya que consideran ese peinado como algo típicamente femenino, y no propio de un hombre.

Dejando a un lado los estereotipos de género, el debate se fue calentando, y muchos encontraron en el moño algún motivo de ofensa hacia el país y hacia los españoles, volviendo a tacharlo de ridículo. Incluso al político de Vox, Hermann Tertsch, le pareció algo propio de un caudillo comunista con mucho ego.



Contacto:
Correo cadenaes.com