Partido Podemos de un avisó al PSOE tras la cita con Cs

La cita de este lunes del Gobierno con Ciudadanos ha dado excusa para escenificar un enfado y una advertencia. Los morados han sacado todas sus armas dialécticas contra un giro en las mayorías para las cuentas públicas: «Poner en marcha las ocurrencias económicas de Ciudadanos sería desastroso en este momento», ha declarado Nacho Álvarez, mano derecha económica de Iglesias.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, también ha vuelto a marcar distancias con los naranjas destacado que no es «el Gobierno» el que «mira hacia la derecha» para buscar acuerdos con Ciudadanos sino sólo «una parte de él», la socialista, y ha hecho un llamamiento a «cuidar» al bloque parlamentario que hizo posible la investidura de Pedro Sánchez hace ocho meses.

Calvo ha enmarcado su reunión con Ciudadanos en la normalidad de un encuentro con una fuerza política que «de vez en cuando ayuda a sacar adelante el trabajo de todo el Gobierno». Y, tras las quejas de Montero por un supuesto veto a su presencia en esa cita, que después los de Inés Arrimadas han desmentido, la vicepresidenta ha recalcado que si un miembro del Ejecutivo acude a cualquier reunión lo hace en representación de todo el Gabinete.



Contacto:
Correo cadenaes.com