El PP exige de nuevo que Pablo Iglesias comparezca en el Congreso por el «Caso Dina-Iglesias»

El Grupo Parlamentario Popular ha reclamado la convocatoria de una sesión extraordinaria de la Comisión de Calidad Democrática del Congreso para la comparecencia urgente de Pablo Iglesias en relación al denominado Caso Dina-Iglesias, después de que los partidos de la coalición de Gobierno vetaran la pasada semana esa comparencia, haciendo uso de su mayoría en la Mesa del Congreso y alegando que se trata de un «tema privado» del vicepresidente social.

Los ‘populares’ esgrimen que Iglesias tiene que dar explicaciones por el escándalo, teniendo en cuenta que las declaraciones públicas sobre el caso fueron realizadas «en ejercicio de sus funciones desde la sede de la Presidencia del Gobierno», el pasado 7 de julio, en relación a dicho ‘Caso Dina-Iglesias’, lo cual afecta a su cargo en el Ejecutivo.

El PP pide también que el vicepresidente segundo comparezca en la Comisión de Justicia del Congreso «para que explique las actuaciones realizadas en el ejercicio de su cargo, en particular las encaminadas a la preservación de los derechos fundamentales constitucionalmente garantizados y el derecho a comunicar y recibir libremente información veraz, así como el respeto a la independencia judicial».

La semana pasada, la Mesa del Congreso, donde PSOE y Podemos suman mayoría, impidieron que Iglesias compareciese en la Cámara Baja para dar cuenta sobre el caso.

Los socialistas y Podemos alegaron que el caso del robo de la tarjeta SIM a su ex asesora a Dina Bousselhamun es un asunto particular y, por tanto, ajeno al control parlamentario al que está sometido el Gobierno. El PP no sólo había reclamado explicaciones a Iglesias en comisión, sino que había pedido reunir a la Diputación Permanente del Congreso para al menos, forzar la celebración de un debate sobre este tema en la Cámara Baja.

De esta forma, los ‘populares’ reclamaron que la presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, reuniera a la Diputación Permanente, para debatir sobre la comparecencia de Iglesias en las comisiones de Justicia y de Calidad Democrática.

Sin embargo, en su reunión, la Mesa rechazó convocar la Diputación Permanente para tratar lo que, consideró la mayoría de este órgano, es un asunto «privado» y ajeno al control parlamentario.

Ataques a la prensa

El PP destaca además en su nueva petición las declaraciones realizadas por Iglesias, el pasado 7 de julio desde La Moncloa, cuando defendió la necesidad de «naturalizar» que los periodistas reciban tanto «críticas como insultos en las redes sociales».

Las afirmaciones se realizaron en plena crisis para el dirigente de Podemos, después de que el juez le retirase su condición de perjudicado en el ‘Caso Dina-Iglesias’.

«Hay que naturalizar que en una democracia avanzada cualquiera que tenga una presencia pública y que tenga responsabilidades en una empresa de comunicación o en la política está sometido tanto a la crítica como al insulto en redes sociales», consideró el líder de Podemos. «Todos los que tenemos presencia pública y relevancia a la hora de participar en debates, y ahí los profesionales de los medios la tienen, la crítica es normal y propia de la democracia. Las cosas desagradables de las redes que no nos gustan también son normales», añadió.

Iglesias habló del caso desde Moncloa, lo que destacan los ‘populares’ en su iniciativa. Desde allí, defendió: «Es bastante evidente que en este país se ha atacado a mi formación para evitar que intentáramos entrar en el Gobierno».

Sin embargo, el caso ha dado un giro de 180 grados en las últimas semanas. La ex asesora de Pablo Iglesias en el Parlamento europeo, Dina Bousselham, confesó al juez que el líder de Podemos le entregó la tarjeta de su teléfono móvil supuestamente robado cuando ya estaba destrozada

Además, la investigación y las contradicciones apreciadas han constatado que los pantallazos del chat de Podemos, que se publicaron en OKDIARIO y que son coincidentes con la memoria del teléfono supuestamente sustraído, los mandó la propia Dina a terceros.

También se ha conocido la connivencia del fiscal Ignacio Stampa, que será investigado por, según los chats de Podemos, pasar información bajo secreto de sumario a los letrados del partido de Pablo Iglesias en relación con el caso.



Contacto:
Correo cadenaes.com