Sánchez frena las aspiraciones de Unidas Podemos de un referéndum sobre la monarquía

«El Gobierno que yo presido considera plenamente vigente el pacto constitucional. Y el pacto constitucional es la monarquía parlamentaria». Con estas dos frases zanjaba este martes el jefe del Ejecutivo y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, las aspiraciones de su socio de coalición, Unidas Podemos, para abrir el debate sobre un referéndum sobre el modelo de Estado y su Jefatura. Entre monarquía y república. Todo, a cuenta del anuncio de la Casa Real de que el rey emérito ha decidido irse de España, cercado judicial y políticamente por el patrimonio que mantiene oculto, supuestamente, en Suiza y otros paraísos fiscales, y que ni él ni su heredero, Felipe VI, han negado. Una decisión que ha aplaudido la parte socialista del Ejecutivo, pero que desde el área confederal se ha criticado abiertamente.

Sánchez asegura que no sabe dónde está Juan Carlos I y recalca su apoyo a la monarquía: «Lo que se juzga no son instituciones, se juzga a personas»

El comunicado de la salida de España de Juan Carlos de Borbón, emitido por Zarzuela en el arranque del parsimonioso mes de agosto, cogió por relativa sorpresa al socio menor de la coalición. Desde Unidas Podemos han insistido en que no sabían nada de las negociaciones entre el jefe del Estado y el Ejecutivo para decidir la marcha del rey emérito. Pero en las últimas semanas varios medios de comunicación habían informado de los planes que se estaban preparando en la Casa Real, en comunicación con el Gobierno, para intentar contener un descontento social que amenazaba con desbordarse. Si los sucesos de Botsuana, en mitad de la crisis financiera que estalló hace una década, empujaron al rey a abdicar para evitar daños mayores a la institución monárquica, seis años después ha ocurrido algo similar en medio de otra crisis, esta vez provocada por la COVID-19.

Dicha negociación entre Jefatura de Estado y Poder Ejecutivo la ha llevado a cabo la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, según informó TVE el mismo lunes. Pero Unidas Podemos no tenía noticia de las conversaciones, aseguran. Así lo confirmó la ministra de Igualdad, Irene Montero, en una entrevista en la cadena SER a primera hora del martes. A preguntas del periodista, la número dos de Podemos evitó usar la palabra «deslealtad» para referirse a la forma de actuar del PSOE. Sí lo hacía, poco después, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens.

Pero las críticas de Unidas Podemos van más allá de que Calvo y Sánchez hayan actuado sin informar a sus socios de Gobierno, una situación que Sánchez justificó ante la prensa en la debida «discreción» de las conversaciones entre el Jefe del Estado y el jefe del Ejecutivo. Todas las veces que la prensa le preguntó al respecto, dio la misma respuesta.



Contacto:
Correo cadenaes.com