Vox sobre acusaciones de Monedero por su «escrache»: «El pueblo español está harto de vosotros»

La formación de Santiago Abascal ha respondido a Juan Carlos Monedero, quien señaló como «unos energúmenos de Vox» a quienes le increparon este viernes en un bar de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

«Lo que sucede es que el pueblo español está harto de vosotros, que sois un grupo de matones y mafiosos, amigos de terroristas y de narco dictaduras, financiados por cárteles y por países islamistas», señala el partido, en un ‘tuit’.

La presencia de Juan Carlos Monedero en un local de la localidad gaditana provocó la reacción de un numeroso grupo de vecinos, con gritos de «¡Jarabe democrático!» y «vete a tu cloaca». Monedero se encaró a quienes protestaban, como se puede ver en un vídeo que circula por las redes sociales, mientras se marcha del local junto a varios acompañantes.

El propio Monedero vinculó los hechos a «unos energúmenos que decían ser de Vox».

La respuesta de Vox ha provocado, a su vez, la reacción del dirigente podemita: «Nadie puede apropiarse del pueblo español y aún menos los que estaban al lado de los que lo apaleaban cuando protestaba en las calles. Ahora harían lo mismo. No se puede querer a España odiando a tantos españoles. No tienen derecho a apropiársela», ha escrito Monedero en su perfil en Twitter.

Varios usuarios de la red social han destacado cómo Monedero y otros miembros de su partido aprobaban los ‘escraches’, cuando eran ellos quienes los protagonizaban y hasta que empezaron a padecerlos. El propio ideólogo de Podemos, ahora director del Instituto 25-M, se refirió a esas protestas como «democracia».

También han recordado cómo Podemos se rió de la agresión sufrida por la diputada de Vox, Rocío de Meer, durante un acto de campaña en la localidad vizcaína de Sestao, en los pasados comicios autonómicos

El portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos, Pablo Echenique, llegó a asegurar: «Sólo hizo falta un poco de ketchup para que se tragaran un bulo como una catedral».

Echenique afirmó que De Meer no acudió al hospital tras la agresión, sino que le curó la herida una persona de seguridad y que no necesitó puntos de sutura.

Vox calificó de “miserable” al podemita por justificar el “acoso y hostigamiento” a sus parlamentarios y simpatizantes. “Pretendéis tapar los escándalos sentimentales y de alcantarillas de Pablo Iglesias mostrando vuestro lado más mísero”, publicó entonces la formación en Twitter, añadiendo que desde Podemos se estaba “acusando a una diputada de inventarse una agresión y justificando el acoso y hostigamiento”.

Se da la circunstancia de que, este viernes, la ministra de Trabajo Yolanda Díaz también fue el objetivo de la protesta por parte de un grupo de trabajadores taurinos a su llegada y salida de un acto celebrado en Toledo, los cuales se abalanzaron y golpearon su coche oficial.



Contacto:
Correo cadenaes.com