La Vitamina D Ayuda a Evitar el Contagio del Covid-19

La enfermedad del Covid-19 es un problema de salud global que puede resultar en complicaciones graves. Por lo que determinar qué factores influyen en mayor o menor medida en su contagio es fundamental en la actualidad ya que frenar la propagación de este virus ha sido complicado por el hecho de que su contagio es fácil y rápido, razón por la cual se convirtió en una pandemia.

Entre la gran cantidad de investigaciones que se han realizado al respecto, destaca principalmente la relación de la vitamina D con el Covid-19. Asimismo, la deficiencia de vitamina D es un problema importante de salud pública en todos los grupos de edad. Se estima millones de personas en todo el mundo tienen deficiencia de este nutriente.

La deficiencia de vitamina D puede tener un papel potencial como factor patogénico en el Covid-19. Se cree que el ajuste de la deficiencia de vitamina D suprime algunos efectos del virus. Además, la vitamina D también puede reducir las reacciones inflamatorias que pueden conllevar a un resultado peor a nivel clínico en el caso del Covid-19.

La vitamina D como un avance para la cura del Covid-19

Ante la pandemia del Covid-19 y ante la falta de una vacuna o de cualquier tratamiento antiviral eficaz, la suplementación con vitamina D para los pacientes hospitalizados podría ser beneficiosa. Por ello en los estudios el objetivo es determinar la prevalencia y la importancia clínica de la deficiencia de vitamina D en los pacientes que son hospitalizados con el diagnóstico de Coronavirus.

El estudio de la Universidad de Cantabria y publicado en la prestigiosa revista médica Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism encontró que niveles suficientes de vitamina D hacen que las personas sean menos propensas a experimentar complicaciones a causa del Coronavirus, mientras que los investigadores también han descubierto que podría reducir las tasas de infección por lo que mantener buenos niveles de vitamina D puede disminuir la posibilidad de contagio.

Los síntomas de niveles bajos de vitamina D incluyen cansancio, debilidad, dolor muscular y óseo; por ende debes estar atento a esto. Además de la luz solar y los suplementos, otras fuentes de vitamina D incluyen el pescado azul, la carne y los huevos, así como los cereales fortificados para el desayuno, la leche de soja y las margarinas vegetales.

La vitamina D acerca la cura del Covid-19

Entre los diversos avances de las investigaciones se encuentra el enfoque que consiste en identificar y tratar la deficiencia de vitamina D que son la principal población de alto riesgo al contagiarse del Covid-19.

Por otra parte, los niveles más altos de linfocitos se han relacionado con la reducción de las citocinas, la liberación de muchas proteínas en la sangre con demasiada rapidez, que es una de las formas en que las infecciones por Coronavirus pueden matar. Pero todos estos efectos pueden ser contrarrestados por la vitamina D.

Esto ha podido evidenciarse con la toma de muestras de sangre para medir los niveles de vitamina D de pacientes ingresados por Covid-19, según lo publicado en la revista PLOS ONE. Estos pacientes fueron seguidos por los resultados clínicos, incluida la gravedad de sus infecciones, si perdieron el conocimiento, si tenían dificultad para respirar hasta el punto de volverse hipóxicos o si murieron. En los pacientes mayores de 40 años, aquellos que tenían niveles suficientes de vitamina D tenían más de un 51% menos de probabilidades de morir que los pacientes con deficiencia. Esto conllevó a la conclusión de que suficiente vitamina D puede reducir el riesgo de contraer el coronavirus y a su vez la vitamina también puede ayudar contra otros virus que afectan el tracto respiratorio superior.



Contacto:
Correo cadenaes.com